ASOCIACIÓN TXINPARTA-FUERTE SAN CRISTÓBAL RED DE MEMORIA COLECTIVA

Somos un colectivo de personas implicadas en recuperar la memoria de las personas represaliadas en el Fuerte San Cristóbal: recuperar sus nombres, su historia colectiva y sus avatares individuales, sus muertes, sus enterramientos, su dispersión… y compartirlo con sus familias y con toda la sociedad. Este es el objetivo de la Asociación y este es el objetivo de este blog en el que esperamos tus visitas y tus aportaciones. Un saludo.

TXINPARTA-FUERTE SAN CRISTÓBAL ELKARTEA, MEMORIA KOLEKTIBOAREN SAREA

Gure taldearen helburua San Cristóbal Gotorlekuan errepresaliatuak izan zirenen memoria berreskuratzea da: beraien izenak, beraien historia kolektiboa zein bakoitzaren gorabeherak, beraien heriotzak eta lurperatzeak, dispertsioa… berreskuratu eta senitartekoekin zein gizartearekin partekatzea. Hauxe da elkarte honen helmuga eta baita blog honetakoa. Bertan eginiko bisitak eta ekarpenak eskertzen dizkizuegu.

martes, 13 de octubre de 2020

LEZAMA BIZIRIK AUZO ELKARTEA EN EL FUERTE SAN CRISTÓBAL

12 de octubre. Mañana fresca. El autobús viene de Lezama. El resto del grupo ha invertido la fuga de Jovino Fernández. Regresan desde Urepel hacia el fuerte.

La carretera ha sido bacheada. La memoria se desliza pendiente arriba por el cementerio de Artica, el monolito, las fosas de la última curva, el fuerte.

La puerta, sellada. Nadie ha contestado la petición de visitar el interior. Lo hacemos con el relato en euskera, con la descripción de espacios y edificios, con la imaginación, con la percepción del sufrimiento de quienes padecieron hambre, frío, enfermedad, golpes, balas, muerte.

Lo rodeamos por el exterior: a la izquierda el espacio cerrado por el foso, a la derecha el horizonte de los Pirineos donde asoma el sueño de la libertad y un reguero de muertos. Nos hundimos en el vientre de los fosos, en la oscuridad de la piedra y sus túneles, en el recuerdo negro de la historia secuestrada.

Respiramos de nuevo y nos acercamos respetuosos al recinto del cementerio que aún los acoge. Se desgranan historias que aquí confluyen, historias de caminos lejanos, diversos, dolientes, que aquí se abrazan.

Las botellas los velan, los acompañan, los identifican. Solidarios ellos entre sí, nos hacen a nosotr@s también más solidari@s.

Nos acercamos a la ciudadela y visitamos el lugar donde fueron fusilados los organizadores de aquella fuga.

Regresamos con nuevos lazos de amistad y de memoria.

Ondo izan, Lezama Bizirik Auzo Elkarteko lagun berriak. Eskerrik asko zuen bisitagatik.

FOTOS


jueves, 1 de octubre de 2020

DECLARACIONES DE REPARACIÓN EN EL PARLAMENTO DE NAVARRA


Ayer en el Parlamento de Navarra se hizo entrega de DECLARACIONES DE REPARACIÓN Y RECONOCIMIENTO PERSONAL a los familiares de veinte represaliados por los golpistas de 1936.

Entre los homenajeados estaban tres presos del Fuerte de San Cristóbal:

ANDRÉS RODRIGO DE BENITO, natural de  Cuéllar (Segovia). Participó en la fuga del 22 de mayo de 1938 y fue asesinado en la misma. Se desconoce dónde lo enterraron. Su familia no puedo acudir al acto, por lo que recogió la Declaración nuestro compañero Josetxo.


CALIXTO CARBONERO NIETO, natural de Medina del Campo (Valladolid). Fue uno de los promotores de la fuga del 22 de mayo de 1938 y por tal motivo fue fusilado en la Vuelta del Castillo de Pamplona el 8 de agosto de 1938.

Recogió el documento su sobrino-nieto Ander Carbonero.

BLAS SORET PERALTA, natural de Villafranca (Navarra); estuvo en el fuerte como preso Gubernativo, no registrado. Se desconoce la fecha de su desaparición y muerte. Recogió el documento su nieto Felipe Cerdán.

El acto fue promovido por la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra 1936 “Affna36” e hicieron la entrega de las declaraciones el presidente del Parlamento Navarra, Unai Hualde;  María Chivite, presidenta de Navarra; Amaia Lerga, presidenta de Affna36 y  Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno central.

Hubo acompañamiento musical a cargo del Trío Suakai y el acto terminó con un aurresku a cargo del grupo Duguna.

A pesar de que los protagonistas más directos en muchos casos han fallecido, nos parece importante que las familias sigan recibiendo de las instituciones estas Declaraciones de Reparación que vienen a reconocer oficialmente lo que dichas familias siempre tuvieron claro: que fueron injustamente detenidos, represaliados, asesinados. Reconocerlos individualmente es importante, pero hacerlo además colectivamente y y en el mismo Parlamento, la casa común, es especialmente significativo y reparador.

Desde Txinparta R.M.C. nos unimos a ese reconocimiento y reafirmamos nuestro compromiso de seguir trabajando por la recuperación de la verdad, justicia y reparación y por transmitir esta memoria a las generaciones jóvenes.

 



viernes, 28 de agosto de 2020

LEONCIO VUELVE A CASA

 

LEONCIO DE LA FUENTE RAMOS, natural de Fresno el Viejo (Valladolid) y tejero de profesión. Condenado a 30 años, ingresó en San Cristóbal en agosto de 1937. Asesinado en la fuga del 38, sus restos fueron exhumados hace dos años e identificados recientemente. Su nieta Beatriz inició su búsqueda y hoy cinco miembros de su familia (la pandemia ha impedido que fueran más)  han podido recoger sus restos en el Archivo General de Navarra con presencia de la Consejera de Relaciones Ciudadanas, el Director de Paz y Convivencia, el Director del Instituto Navarro de la Memoria, y representantes de Aranzadi y Txinparta.

Nuestra asociación había contactado con la familia de Leoncio y los había puesto en contacto con el Gobierno de Navarra para la cesión del ADN. Hoy ha estado representada por Víctor, Lupe y Koldo que han acompañado también a la familia en su visita al fuerte y a la fosa adosada al cementerio de Larrasoaña, donde fue asesinado Leoncio.

Sobre el terreno se han comentado a la familia y asistentes aspectos de la fuga y de la propia exhumación.

Ha sido emocionante el encuentro de abuelas en este acto: Paula de la Fuente, hija de Leoncio y Paulina Lizoáin, informante que permitió localizar la fosa.

              ****

 - ¿La abuela qué tomará?

- Un café con leche.

- Pero tome un postre, mujer, que no ha comido usted nada.

- Es que ha tenido muchas emociones esta mañana. Ha recuperado los restos de su padre, asesinado en la fuga del Fuerte San Cristóbal.

-¡Ufff, que se me saltan las lágrimas- y la camarera se retira emocionada.

Paula de la Fuente es un torbellino que gira entre recuerdo, dolor, sorpresa, alegría... que comparte con sus hijas Paula y Reyes, su yerno Gumer y su nieta Beatriz. Acaba de recibir los restos de su padre Leoncio 82 años después de aquella fuga. ¿Cómo iba a imaginar él, cuando salió del fuerte, cuando lo capturaron y le dieron el tiro de gracia en Larrasoaña, que regresaría a Fresno el Viejo en brazos de su hija?

Después de aquel asesinato y el de sus tres compañeros, y el de los 202 que quedaron en otras fosas, nadie pronunciará con orgullo el nombre de los asesinos. Pero tú, Paula, hoy recoges el sueño de alas rotas de tu padre y le lavas las plumas, lo meces en tu regazo y lo regresas con ternura a su casa, a la tierra que le pertenece.

Nos emociona y enorgullece haber sido parte de esta historia final, familia toda de Leoncio, ya para siempre familia nuestra también. Txinparta  lo celebra con vosotras.


VER FOTOS

lunes, 20 de julio de 2020

21 DE JULIO DE 1937

BAUTISTA ÁLVAREZ BLANCO, de Valladolid fue detenido el 18 de julio de 1936 y según consta en su expediente “se dice que formó parte de los núcleos marxistas que resistieron nuestras fuerzas”. El  19 de septiembre de 1936 fue condenado a 30 años de reclusión perpetua por el delito de Rebelión Militar. El 26 de diciembre de 1936 ingresa en San Cristóbal, y desde allí se comunica con su familia, escribiendo a su hermana esta hermosa y entrañable felicitación. 

Participó, siendo además promotor de la misma, en la fuga del 22 de mayo. Por ese motivo fue fusilado en la Vuelta del Castillo de Pamplona el 8 de agosto de 1938. Tenía 26 años.

Agradecemos a su sobrina Mª Jesús, que haya compartido estos recuerdos con Txinparta.


miércoles, 1 de julio de 2020

Identificación de Leoncio De la Fuente Ramos

Hoy nos dan la noticia de la identificación de un asesinado en la fuga del 22 de mayo. Desde la familia de Txinparta queremos dar la enhorabuena a su familia, especialmente a su hija Paula y a su biznieta Beatriz, que gracias a su tesón y a su aportación del ADN, han posibilitado esta identificación positiva del Gobierno de Navarra que realizó la exhumación de los restos hace ahora dos años, en julio de 2018.
Compartimos la nota del Gobierno de Navarra y las fotos de la exhumación. Animamos a las familias a seguir aportando  muestras de ADN.




 https://www.navarra.es/es/noticias/2020/07/01/el-instituto-de-la-memoria-identifica-los-restos-de-un-fugado-
del-fuerte-de-san-cristobal-en-1938

https://www.flickr.com/photos/147650240@N07/albums/72157692886385720



lunes, 22 de junio de 2020

CONTINÚA EL HOMENAJE VIRTUAL 2020 (V))


Hoy colocamos en nuestro blog el poema que para el homenaje nos envió Inma Biurrun.

FUTURO IMPERFECTO (Inma Biurrun)
(22-MAYO-1938)


Recorreré estos montes sin mirar su belleza:
hoy son escollos  en mi caminar.
No me detendré en ellos.
Cruzaré el ancho río sin oír su rumor.
La noche cómplice esconderá mi cuerpo;
entre pinos seré uno más.
Ascenderé de nuevo, y reptaré en el llano.
Seré culebra fundida en la tierra.

Escondido ¿moriré en tristeza y soledad?
No; continuaré con ansia el camino;
dejando atrás el miedo, el frío, el hambre…
Y cuando al fin, pueda mirar los montes,
gozar la luz,  los sonidos y el viento,
mi pensamiento volará hacia ti,
hacia esa casa que aún quedará lejos.
Pero en la libertad te buscaré.


miércoles, 17 de junio de 2020

CONTINÚA EL HOMENAJE VIRTUAL 2020 (IV))

 Desde Nava de la Asunción Ángel Sanz Vírseda  envía esta carta para su tío abuelo, muerto en San Cristóbal y enterrado en el cementerio de Ballariain. Deseamos que pueda ser exhumado y llevado con su familia.

Estas breves palabras van dedicadas a la memoria de mi tío-abuelo Ángel Sanz García (1910-1940) que murió de Tuberculosis (enfermedad pulmonar causada por una bacteria) contraída durante los más de dos años que pasó preso en condiciones infrahumanas en el Fuerte de San Cristóbal de Pamplona.
Ángel Sanz García
Salud, confinamiento, lucha, guerra, muerte, unidad, héroes…, estas palabras han sido muy repetidas estos días. No se puede comparar la situación en una Guerra Civil de hace más de ochenta años, con una pandemia sanitaria. Pero en algún momento del confinamiento me he vuelto a acordar del sufrimiento que pasaron en esta prisión.
Espero que esta pandemia no provoque más olvido hacia las víctimas del franquismo y que se puedan volver a recuperar todos los trabajos que se estaban llevando a cabo por administraciones públicas, asociaciones privadas y familiares.
Su sobrino Ángel Sanz Encinas
No se trata de reabrir heridas, sino de encontrar y dar un entierro digno a nuestros seres queridos, enterrados sin poder despedirse de sus familiares. Esta situación se ha repetido estos meses por motivos sanitarios con los muertos por el virus Covid-19.
Todavía no hemos podido enterrar a mi tío-abuelo en su pueblo, Nava de la Asunción (Segovia), del  que se lo llevaron después de decir a su madre “esté tranquila, no he hecho nada, volveré pronto”. Seguimos  y seguiremos intentando recuperar sus restos y honrar su memoria.
La historia de España debería dejar de ser la más triste de todas las historias, como dice el poeta Jaime Gil de Biedma y que sea distinta en donde ya no cuenten los demonios.