ASOCIACIÓN TXINPARTA-FUERTE SAN CRISTÓBAL RED DE MEMORIA COLECTIVA

Somos un colectivo de personas implicadas en recuperar la memoria de las personas represaliadas en el Fuerte San Cristóbal: recuperar sus nombres, su historia colectiva y sus avatares individuales, sus muertes, sus enterramientos, su dispersión… y compartirlo con sus familias y con toda la sociedad. Este es el objetivo de la Asociación y este es el objetivo de este blog en el que esperamos tus visitas y tus aportaciones. Un saludo.

TXINPARTA-FUERTE SAN CRISTÓBAL ELKARTEA, MEMORIA KOLEKTIBOAREN SAREA

Gure taldearen helburua San Cristóbal Gotorlekuan errepresaliatuak izan zirenen memoria berreskuratzea da: beraien izenak, beraien historia kolektiboa zein bakoitzaren gorabeherak, beraien heriotzak eta lurperatzeak, dispertsioa… berreskuratu eta senitartekoekin zein gizartearekin partekatzea. Hauxe da elkarte honen helmuga eta baita blog honetakoa. Bertan eginiko bisitak eta ekarpenak eskertzen dizkizuegu.

lunes, 16 de diciembre de 2019

MONREAL/ELO


El pasado sábado, 14 de diciembre, un nuevo espacio de Memoria vio la luz en Monreal/Elo.
El monumento, cuatro tejas que recuerdan al centenar de personas que fueron asesinadas en el término de la tejería entre agosto y noviembre del 36, fue inaugurado con presencia de instituciones del Gobierno de Navarra y ayuntamientos, numerosos colectivos memorialistas, familiares y personas solidarias con la Memoria Histórica.
El tiempo también quiso favorecer el buen desarrollo del acto, la intervención de familiares y las actuaciones de cantautores, txalapartaris, bertsolaris y danzaris. “Txinparta, Red de Memoria Colectiva”, una vez más, quiso estar presente en este acto que supone otro hito en la construcción del Mapa de la Memoria en Navarra.


viernes, 29 de noviembre de 2019

TEJIENDO REDES DE MEMORIA


Ayer en el Centro cívico La Rúa, de Tudela, convocados por Batzarre, compartimos un encuentro en torno a la Memoria.
Izaskun Ciriza, directora del IES Valle del Ebro enmarcó el trabajo que el instituto está desarrollando por propia iniciativa y en su posterior adscripción al programa de “Escuelas con Memoria” del Gobierno de Navarra. En este proyecto del centro  se encuadra la investigación de Leyre Ardoiz Jiménez e Inés Fernández Garijo, alumnas de dicho centro, tutoradas por el profesor Pablo Ijalba. Ellas nos presentaron su trabajo en torno a la represión en cuatro provincias (Cáceres, Badajoz, Rioja y Navarra) y los posteriores trabajos de exhumaciones tempranas entre los años 1978 y 1980 en todas ellas, constatando las diferencias producidas por el factor de situarse en zona de guerra, como las provincias extremeñas, o solamente en la retaguardia, como es el caso de La Rioja y Navarra.
Desde Txinparta RMC, Koldo Pla valoró este trabajo por lo que tiene de investigación en sí mismo y por el hecho de que traspase las puertas del centro educativo y sea expuesto por las mismas alumnas en un espacio cívico abierto, dando una dimensión pública al trabajo de la Memoria.
A continuación presentó el trabajo que la Asociación Txinparta viene desarrollando en torno al Fuerte San Cristóbal y cómo este trabajo se viene centrando en los últimos años en el empeño por la transmisión de la Memoria, la participación de la gente joven en la misma, la colaboración con diversos institutos en visitas al fuerte, asesoramiento de trabajos, visitas a la exposición “Lur azpitik lur azaleratuz / Que aflore lo enterrado”,  y otras colaboraciones en proyectos compartidos, configurando una propuesta nueva que aúne trabajo académico y social en torno a la Memoria, y que este trabajo sea compartido tanto dentro como fuera del aula y del centro educativo.
Gracias a Olga Risueño, concejala de Tudela, que coordinó este encuentro.

viernes, 22 de noviembre de 2019

HACE 10 AÑOS EN AÑEZCAR


Habíamos hecho un mes antes el homenaje en el cementerio de Larragueta, muy cerquita de este. El silencio acumulado en estos pueblos comenzaba a resquebrajarse. La colaboración del concejo posibilitó hacer una charla la víspera en la sociedad y tener su apoyo al día siguiente. Koldo Miranda y el grupo de folk Zindiku, familiares de Pedro Pérez, Luis Villar, Primitivo Posadas, Tito López… nos acompañaron en el acto. También el alcalde de Pradoluengo.
En la placa todos sus nombres:
El Barakaldés José Ramón Mazo inauguró esa lista de 15 que figuran en ella. Era el 30 de Diciembre de 1937. Pedro Pérez fallecería el 13 de Enero siguiente. Luis Villar el 13 de Noviembre de ese 38, año en que se había producido la fuga del 22 de mayo. Ramón Alonso el año siguiente, el 28 de Julio. Primitivo Posadas dos años después, el 10 de junio del 41. Tito López el 23 de Noviembre de ese mismos año.
José Manuel Herrera, de Suances, fue el último de ellos, el 4 de Abril del 42, uno de los últimos enterrados en estos cementerios de la Cendea de Antsoain.
Txinparta, Red de Memoria Colectiva, les dedicó estas palabras:

Durante muchos años habéis sido silencio,
después rumor, luego cifra,
sólo hace unos años que sois recuerdo, memoria, nombre,
ojos, caras, manos.
Hoy os recogemos del fondo del olvido,
os rescatamos de los archivos ocultados en el palacio arzobispal,
en el destartalado y vergonzoso archivo de la cárcel,
en las carpetas de los secretos militares,
en las conciencias negras de los fascistas,
en las memorias silenciadas de las personas de bien…
Hoy hacemos corro y apretamos las manos junto a vuestros seres queridos,
gritamos con todas las letras vuestros nombres,
recuperamos la voz que os apagaron,
aventamos de nuevo vuestros sueños republicanos,
vuestras ansias de justicia, de igualdad,
vuestro sueño imposible de libertad física,
vuestro sueño abortado de conciencias libres, sin tutelas,
vuestro deseo sencillo y cotidiano de ser, de estar,
de trabajar, de gozar, de reir… con los vuestros,
de vivir, en definitiva, con la dignidad
que vuestros carceleros, vuestros delatores, vuestros asesinos
nunca pudieron tener.
Al fin, en esta tierra que os fue hostil,
a tantos kilómetros de vuestras casas,
levantamos un pequeño refugio para el recuerdo,
un lecho para todas las lágrimas acumuladas,
un punto de encuentro para vencer los olvidos,
un pequeño bálsamo para las heridas viejas.
Estamos, estaremos con vosotros.

FOTOS DEL ACTO


martes, 5 de noviembre de 2019

LUR AZPITIK LUR AZALERATUZ EN SANGÜESA-ZANGOZA

En su ya largo recorrido por tierras de distintas comunidades, nuestra exposición del fuerte ha recalado otra vez en casa, en Navarra. Sangüesa-Zangoza ha sido la ciudad que la ha acogido en su incomparable Casa de Cultura del Palacio de Vallesantoro. Un espacio ideal para los 32 paneles, para el mural de los grafitis, para la foto a tamaño natural de un enterramiento del cementerio de las botellas y para la peana con diferentes libros publicados en torno al fuerte.
Entre el público asistente a la inauguración hubo algunas personas familiares de presos en San Cristóbal con las que pudimos compartir información y emociones.En los días siguientes han sido numerosas las personas que han ido pasando por el espacio expositivo pero queremos resaltar el compromiso que han tenido los centros educativos, Instituto Sierra de Leire y Zangozako Ikastola que, durante tres mañanas han estado visitándola con alumnado de ESO y Bachiller. Es un poquito comprimido el tiempo que permiten las sesiones escolares, pero esperamos que haya servido al menos para sembrar un interés por la propia historia que concierne a las mismas familias de la localidad que tuvieron presos en San Cristóbal. 
Gracias, especialmente al Ayuntamiento y a su alcaldesa, Lucía, por la cálida acogida que han dado a la exposición. También al personal de la Casa de Cultura.

miércoles, 30 de octubre de 2019

VISITA CON FAMILIARES AL FUERTE-25/10/2019


Una vez más hemos tenido la posibilidad de disfrutar de una visita al fuerte con varios familiares de presos que estuvieron encerrados allí:
Pedro Echeveste Añorga, que murió poco después de abandonar el fuerte.
José Bringas Secades, que falleció y fue enterrado en el cementerio de las botellas.
Juan Corts Paloma, fusilado con otros 20 y enterrado con todos ellos en Berriozar.
Lorenzo Pérez Marturet, que fue trasladado a la Isla de San Simón, en Vigo.
Ángel Arizmendi Irastorza, gubernativo no registrado. Fue “sacado” con Leoncio Aranburu y asesinados ambos en término de Izurzu, puerto de Etxauri, de donde pudo ser recuperado un tiempo después.
También estuvieron familiares de Clemente Ros, que no pasó por el fuerte pero fue también asesinado en el Perdón.
Fue un día para compartir historias y emociones, recorrer los espacios de la cárcel e imaginar cómo vivieron allí, recordar aquella fuga de mayo del 38, visitar el cementerio de las botellas y recordar a los exhumados y a quienes aún permanecen en él.
Os dejamos esta entrada de blog para vuestro recuerdo y unas cuántas fotos de la visita.

FOTOS

viernes, 25 de octubre de 2019

HACE 10 AÑOS EN LARRAGUETA


Hace diez años el pueblo de Larragueta, a propuesta de Txinparta, aprobó una moción de reconocimiento a los presos enterrados en su cementerio y la colocación de una placa con sus nombres.
El 25 de octubre de 2009 se realizó el sencillo homenaje que congregó a vecinas y vecinos de la localidad y de otros pueblos de la Cendea, miembros de Txinparta y otras personas interesadas en la recuperación de esta memoria. Con la intervención de la presidenta del concejo, Amelia Peñalver, del grupo Marea aportando su música y la presencia de familiares del preso Pedro Barbarias Hormaza, allí enterrado, se descubrió la placa colocada en el exterior del cementerio.

Habíamos recibido las amenazas de Falange y Tradición y allí manifestamos nuestro compromiso de continuar con la labor que estábamos realizando como se puede comprobar diez años después.
En nombre de Txinparta leímos el siguiente texto:

LARRAGUETA

Cerraron sus ojos,
apagaron sus sueños,
truncaron  sus anhelos más profundos
sin darles tiempo a respirar un futuro en ciernes;
Pedro Barbarias, pescador de Bermeo, por ejemplo,  tenía 19 años 
y un horizonte infinito de mares al frente.
Todos ellos creyeron en una vida más justa,
en el reparto hermanado de los bienes de esta tierra tantas veces amarga,
creyeron en el abrazo solidario que forjara una sociedad más libre,
creyeron en la vida.
Y los arrancaron de sus raíces,
los trajeron al exilio helado de San Cristóbal,
les ofrecieron una tierra extraña para cobijar su cuerpo dolorido,
los aislaron, los escondieron, los olvidaron…
y quisieron que todos los olvidáramos también.
Por eso han pretendido forzar de nuevo el miedo,
anular el reconocimiento, el gesto solidario,
negarles de nuevo la voz arrebatada;
han querido impedirnos, como diría Miguel Hernández,
el desamordazarlos y el regresarlos.
Pero aquí estamos, sorteando amenazas y sombras,
desafiando su intransigencia con la palabra desnuda, con el canto solidario,
con las manos abiertas.
Sabemos que llegamos tarde, que ni siquiera los hijos y las hijas podrán ya
cerrar el duelo y les toca hacerlo a los nietos, a las sobrinas.
Es tarde, pero aún es tiempo; es tarde, pero era necesario, imprescindible.
Es tarde, pero aquí estáis, estamos, familiares, vecinas y vecinos,
alcaldesa y cargos públicos amenazados, respondiendo a la necesidad democrática de reconocerlos, de hablar por ellos, de llorar con ellos, de callar para ellos.
Y así lo haremos también en los nueve cementerios restantes. Todos, todas
quedáis invitadas  a recorrer este camino. Va por ellos.



martes, 22 de octubre de 2019

IX ENCUENTRO TRANSFROTERIZO DE ASOCIACIONES DE MEMORIA HISTÓRICA, DEMOCRÁTICA Y ANTIFASCISTA


Se ha celebrado en  Canfranc del 18 al 20 de Octubre y ha reunido a 26 asociaciones de memoria, francesas y españolas, bajo el lema: “La Memoria en el futuro y el futuro de la Memoria”
Han sido unos días intensos en los que hemos debatido, compartido y tomado acuerdos sobre el planteamiento de la Memoria: qué hacemos, a dónde vamos, cómo llegar y transmitir este mundo de la memoria a la gente joven.
Hemos disfrutado también de otros eventos:

Charla-coloquio Memoria, Historia y Educación con la participación de Raimundo Cuesta (Historia con memoria en el espacio público educativo) y Fernando Hernández  Sánchez (Enseñar el franquismo, necesidad académica, deber cívico y urgencia política)
La exposición SOLO EL OLVIDO SERÁ NUESTRA DERROTA. Mujeres y resistencia, realizada por Marién Martín e Irene Abad, que nos da una visión de la situación de la mujer en el franquismo.

Proyección del interesantísimo documental “FUIMOS MUJERES DE PRESO” dirigido por Irene Abad.
Espectáculo poético-musical de “GAVARNIE EMSEMBLE: TODO, MENOS VENIR PARA ACABARSE” que recupera la memoria de quienes abandonaron España en La Retirada para vivir en el exilio.

Tampoco faltó la visita guiada a la Estación del Ferrocarril, en la cual, aparte de conocer su construcción, y sus diferentes etapas, nos informaron de la red que se ocupó de pasar entre1941 y 1943, personas, material, documentos, dinero… y que fue una puerta de salvación para miles de huidos del nazismo.
Con todo lo importante debatido en plenario y grupos de trabajo se completará el Manifiesto de las Jordanas que os haremos llegar.
Gracias a “Terres de Mémoire et de Luttes” y  “Foro por la Memoria de Aragón” por su estupenda organización así como al Ayuntamiento de Canfranc  con su Alcalde, concejales y personal que han facilitado esta celebración.
Nos encontraremos el próximo año, con la misma ilusión y más asociaciones, seguro.
Mientras, os dejamos unas fotos del encuentro:


miércoles, 9 de octubre de 2019

EN HUESCA CONSTRUYENDO FUTURO


Una estupenda experiencia la de Huesca, creando Red de Memoria Colectiva.
Se inició el sábado 21 de septiembre recorriendo la prisión de San Cristóbal. Pisar, seguir la huella, internarnos en la 1ª brigada, ponernos en el lugar de los presos, de los que salieron y de los que quedaron en el cementerio de las botellas.

El viernes 27 inauguramos la exposición “Lur azpitik lur azaleratuz /Que aflore lo enterrado” que estará expuesta hasta el 12 de octubre en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner, el antiguo matadero. La recorrimos y revivimos  las variadas historias del fuerte.
El martes, 1 de Octubre, la visitamos con el alumnado de bachillerato del IES Sierra de Guara. Mucha atención y ganas de conocer. Es gratificante que la juventud se vaya implicando.
Por la tarde, en el Instituto de Estudios Altoaragoneses, conferencia a cargo de Koldo Pla: “Fuerte San Cristóbal: hacia del futuro desde la Memoria”. En ella se hizo un repaso a lo sucedido en el Fuerte, recordarnos a los aragoneses que estuvieron  allí encerrados, los trabajos de recuperación de esa memoria, lo que venimos haciendo en la actualidad y a dónde queremos llegar.
El miércoles 2 se proyectó el documental “Ezkaba. La gran fuga de las cárceles franquistas” de Iñaki Alforja presentado por Ángel Gonzalvo y el jueves 3 Fernando Mendiola, habló sobre “El Pirineo: fortificaciones y carreteras en el universo concentracionario”, completando este ciclo de actividades.

Todo esto ha sido posible gracias a la organización compartida del grupo “HISTORIAHUESCA” y TXINPARTA.  Gran trabajo de Juan, Marien, Luis, Félix… y resto de colaboradores. Nos veremos de nuevo en los encuentros transfronterizos de Canfranc.

FOTOS

sábado, 28 de septiembre de 2019

CON LOS MAYORES, CON LOS JÓVENES… CREAR FUTURO


Septiembre ha sido otro mes intenso en la labor de transmitir la memoria del Fuerte San Cristóbal, compartir nuestras vivencias, hacer futuro… con miembros de la “ASOCIACIÓN DE MAYORES LACARRA NAGUSI ELKARTEA”, con alumnado joven de la ikastola “ANDRA MARI” de Etxarri Aranatz, con personas de variada edad del grupo “HISTORIAHUESCA”. 
Hemos recorrido exteriores e interiores del fuerte y nos hemos agrupado en la paz del Cementerio de las Botellas donde los restos de los allí enterrados nos siguen hablando.
Es un objetivo de Txinparta Red de Memoria Colectiva divulgar esta Memoria para conocimiento del pasado y fortalecimiento de un futuro colectivo más democrático.


lunes, 23 de septiembre de 2019

VÍDEO DEL HOMENAJE 2019

Todos los aniversarios son especiales para Txinparta. Todos los vivimos con las mismas emociones. Ahí se concentra gran parte de lo que ha sido nuestra ruta, nuestro trabajo, nuestro empeño por transmitir esta historia a la gente joven, nuestra ilusión al verlos presentar, participar, cantar, simbolizar… en un acto que mantiene siempre el criterio de colocar en primera fila a los familiares de los presos que aquí estuvieron.
Hoy añadimos también esas impresiones y vivencias que año tras año se van acumulando en quienes forman parte de este colectivo de Txinparta Red de Memoria Colectiva que tiene cuerda para rato. Este año hemos querido recoger lo que vimos y vivimos y transmitiros nuestro cariño en forma de vídeo. ¡Ojalá lo hayamos conseguido!





lunes, 2 de septiembre de 2019

HOMENAJE EN OTSOPORTILLO

Ayer 1 de de Septiembre, se realizó un acto de homenaje y reconocimiento a los desaparecidos en las simas de Urbasa.
En 2016 los ayuntamientos de la zona firmaron un convenio para su organización en rotación. Este año fue el turno de los ayuntamientos de Olazti y Ziordia.
Hay que recordar que en 2016 y 2017 se exhumaron en Otsoportillo restos de 11 personas de las que 7 pudieron ser identificadas.
Ante dicha sima, Jesús Mari López Sarasola, de Olazti Memoria, recordó que desde 1980 los familiares ya realizaban actos de homenaje a las víctimas arrojadas allí. Hoy en día Otsoportillo es uno de los espacios reconocidos oficialmente como Lugares de Memoria por el Gobierno de Navarra.

miércoles, 28 de agosto de 2019

VISITA AL FUERTE EN AGOSTO

El sábado, 24 de agosto, realizamos una nueva visita al fuerte San Cristóbal. Fuimos recorriendo las diversas estancias del mismo, acompañados de personas cercanas a Txinparta, algunas de ellas asociadas y otras familiares de presos que estuvieron en su día por estas inmensas galerías.
Tres de esos presos fueron gubernativos: los hermanos José y Miguel Garcés, de Isaba, que pudieron salir en libertad y Leoncio Aranburu, concejal de Oiartzun, que fue asesinado en término de Izurzu, en el puerto de Etxauri. El cuarto, Segundo Fernández Frade, natural de San Martín de Trevejo (Cáceres), fue asesinado en la fuga de mayo del 38 y se desconoce su lugar de enterramiento.
Familiares de todos ellos pudieron constatar las condiciones en las que estos presos tuvieron que vivir y morir o sobrevivir en aquellos duros años de injusta prisión.
Después de recorrer patios, túneles, brigadas, pabellones, zonas defensivas, sala de visitas, grafitis…, salimos al exterior y realizamos la obligada visita al Cementerio de las Botellas, donde pudimos compartir las experiencias vividas.

FOTOS DE LA VISITA

sábado, 24 de agosto de 2019

VALCALDERA 2019


¿Dónde están los restos de nuestros muertos? Es la pregunta que se hacen los familiares de los 52 asesinados en Valcaldera el 23/08/1936. 
Un año más Affna36 ha realizado un homenaje y ha  pedido información para  que se localicen los restos desaparecidos en su regreso del Valle de los Caídos y ha solicitado que el solar donde estuvo la Cárcel de Pamplona sea declarado “Lugar de memoria histórica” 
Os dejamos el poema leído en el acto.      
       
Abel Sanz Cartagena, Aniceto Pajares,
Bienvenido Martínez…,
el patio de la cárcel enmudece,
cada preso contiene sus latidos,
el cerebro atrapado en la sospecha.
¿Será la libertad? Benito Santesteban
lo dijo ayer: tranquilos, pronto a casa.
Un espacio contiguo los recibe
y les atan las manos. Dos a dos
suben al autobús. ¿Pero a dónde nos llevan?
-es José Zapatero quien pregunta-
Honorino lo mira y no contesta;
sabe a qué, eso sí, pero no a dónde,
mejor callar y ver cómo afrontarlo.

Aquí, junto al corral,
los camisas azules tienen prisa,
¿para qué tanto cura?
Los requetés porfían, quieren dejar muy claro
que asesinan en nombre de su dios,
que los curas confiesen a sus víctimas,
deben ganarse el sueldo y el futuro,
tal vez un obispado.

Luego silencio eterno,
ochenta años de bocas mudas
y vosotros en danza, trasladados
de la fosa al olvido, a la ignominia
de vuestra inexistencia.

Honorino, desciende ya del árbol,
los fascistas se fueron, celebran vuestra muerte,
regresan a sus casas con el deber cumplido.
Desciende, la Bardena es tu refugio,
camina, alcanza el río, remonta el agua clara,
te ha elegido la suerte para poder contarlo;
puedes hablar, la noche se acurruca,
despierta el nuevo día, te escuchamos.


Koldo Pla

FOTOS DEL ACTO

miércoles, 21 de agosto de 2019

BERRIOZAR : TESTIMONIO DE UN NIETO


Jerónimo Zancajo García, preso 1714 de San Cristóbal; su nieto Ricardo nos envió esta carta para leerla en el acto  de la inauguración  de la placa en el cementerio de Berriozar.

20 de junio de 2009
Queridos amigos:

Hoy para un puñado de personas, entre las que me cuento, es un día importante. Antes de nada quiero agradecer a todos los asistentes, a Txinparta, al pueblo de Berriozar y a todas las personas que hacen posible este homenaje, su esfuerzo y su dedicación para poder llevar a cabo este acto de reconocimiento.
Y, ¿por qué es un día importante? Porque la Razón de la dignidad de los pueblos vuelve a abrirse paso, dejando de lado los miedos de la barbarie, de la humillación, de las torturas, de la persecución, del escarnio, de la exclusión y del asesinato sufrido por todos aquellos que un día, con gran valentía o con imperiosa necesidad, decidieron defender aquello en lo que creían: una sociedad mejor, más justa, más libre, más democrática, más humana y solidaria para todos.

Hoy en Berriozar, con este homenaje, se da otro pequeño paso más en la honrosa tarea de recoger el testigo de aquellos hombres y mujeres que padecieron y murieron por defender tan nobles principios.
Entre aquellos hombres estaba mi abuelo, Jerónimo Zancajo, de la Casa del Pueblo de Muriel, en Valladolid, cuyo delito fue pretender mejores condiciones de trabajo y vida para las gentes de su pueblo, siendo hermano de un ex-alcalde falangista. Una combinación explosiva que poco tardaría en convertirle en claro objetivo de la represión. Represión que le llevó, junto a otros cuatro compañeros, hasta el Fuerte en donde la desdicha y el abandono hicieron el resto para que finalmente muriera en un noviembre de 1937, siendo enterrado en este cementerio de Berriozar, según quedó registrado.
Cementerio de Berriozar
        Yo no sé, abuelo, si en las largas horas, en la fría oscuridad de tu celda, llegaste a pensar alguna vez que alguno de tus nietos llegaría a interesarse por qué fue lo que te hicieron. No sé si en la lejanía de los tuyos derramaste lágrimas de añoranza. Las mismas lágrimas que tu hijo José Antonio derramaba con dos años cuando su hermana Carmen le alzaba en sus brazos para que pudiera verte, detenido, por la ventana de las escuelas. Las mismas lágrimas que más de setenta años después siguen empañando sus ojos cada vez que escucha tu nombre.
        No sé si quizá en la terrible agonía de tus últimas horas llegaste a creer que todo había sido en vano. Ya ves, abuelo, que no. Aquí, donde escondieron tu cuerpo, después de tanto tiempo, hay nuevos corazones que son hoy tu corazón y hay nuevas manos que son hoy tus manos para seguir buscando lo mismo que buscabas tú, la dignidad de las gentes.
Por eso hoy han venido hasta aquí, para reconoceros especialmente a ti y a los que contigo fueron enterrados y, por extensión a todos los que fuisteis de algún modo represaliados, el valor de la entrega que hicisteis; caro tributo que tuvisteis que pagar por defender los derechos más básicos de los vuestros.
Qué más puedo decirte, abuelo. Solo GRACIAS por todo lo que supone a día de hoy vuestro compromiso y entrega de ayer.
La vida no es sino una sucesión de experiencias que debemos aprovechar para crecer como personas y como sociedad; crecer en solidaridad, en libertades, en tolerancia, en justicia... Las vidas de quienes hoy homenajeamos fueron sañudamente cercenadas por dedicarlas precisamente a promover estos valores.
Homenajes como el de hoy no borrarán nuestro pesar por todo lo que supuso la represión contra nuestros seres queridos, pero nos permitirán afrontar el futuro con la alegría y la moral
que da el convencimiento de que no fue en vano; y la fuerza y tranquilidad que da tener la certeza de estar haciendo lo correcto para mejorar nuestra sociedad.
Una vez más muchas gracias a todos por este homenaje y por la oportunidad de poder expresarme.

Un abrazo. Ricardo Zancajo García.

martes, 6 de agosto de 2019

HOMENAJE A LOS ENTERRADOS EN EL CEMENTERIO DE BERRIOZAR PROCEDENTES DEL FUERTE SAN CRISTOBAL 1934-1945

Joaquín Urtasun, vecino de Berriozar e implicado familiarmente con presos del Fuerte, aportó este valioso testimonio en la inauguración de las placas colocadas en el cementerio en junio de 2009. Os invitamos a leerlo con calma. Gracias, Joaquín.

 20 de junio de 2009 Berriozar
Quiero empezar por agradecer a Txinparta, así como a las demás asociaciones que llevan años trabajando desinteresadamente en la recuperación de la Memoria Histórica y que pese a las numerosas zancadillas y trabas de todo tipo que se encuentran en su impagable labor, siguen luchando para que todos los que murieron de una manera trágica por defender sus ideales sean dignificados a su condición de personas solidarias y de bien, gracias a estas personas hoy podemos celebrar este Homenaje.

         Este cementerio es parte importante en la recuperación de dicha Memoria, pues no en vano aquí están enterrados los primeros muertos en el Fuerte, siendo el primero el cántabro Manuel Cerro de 24 años y de la CNT enterrado el 7 de setiembre de 1934. Tanto el fallecimiento de este preso como el del asturiano Luís León de 23 años y enterrado el 10 de Octubre de 1935 es aún recordado por los habitantes más antiguos de Berriozar por los homenajes que se hicieron en este mismo cementerio con lecturas, flores, mítines  y el canto de la Internacional por los asistentes al acto, alguno de los cuales reposan en este camposanto, señalar que encima de su tumba se colocó un libro que las generaciones actuales aún recordamos. Estas primeras muertes en el Fuerte dieron lugar a un paro general en Pamplona y protestas en el resto del Estado y un motín dentro del propio fuerte solicitando su demolición.
           El triunfo del Frente Popular en Febrero de 1936 dio lugar a la proclamación de una Amnistía y los 400 presos que aun  quedaban en San Cristóbal fueron recibidos a las puertas, acompañados a Iruña, donde en el Frontón Euskal Jai se denunciaron las condiciones de dicho penal y fueron homenajeados.
             Pero el Fuerte siguió en pie y a partir del golpe militar de 1936 se convirtió en lo que todos sabemos.
              El 1 de noviembre de 1936, día de Todos los Santos, por lo visto quisieron añadir nombres al santoral y son enterrados 21 presos fusilados, se cree que por dar un escarmiento al resto pues hay de diversa procedencia; asimismo el 17 de noviembre del mismo año son enterrados otros 4 todos con el mismo parte, traumatismo y muerto al fugarse, cuando los allí presentes dicen que no hubo tal fuga. Realizaron el mismo trayecto que hoy nosotros al subir al cementerio, previamente los tuvieron metidos en cajones en la era que hoy llamamos parque y fueron subidos en un carro con bueyes por vecinos del pueblo, los más viejos del pueblo aún recuerdan la macabra escena y de cómo fueron enterrados los primeros 21 de dos grupos de 14 y 7 con una particularidad que los cajones fueron puestos de pie en vez de tumbados por lo que se cumplió fielmente el principio de “ más vale morir de pie que vivir de rodillas”.
             En los años sucesivos fueron enterrados hasta un total de 47 presos a los que hoy homenajeamos. Cuando ya no cabían más en los cementerios de la antigua Cendea de Ansoain se construyó en 1942 el que hoy se conoce como el cementerio de las botellas.
              Lógicamente así como los enterrados en 1934 y 1935 fueron homenajeados, todos estos fueron enterrados sin ningún honor, al contrario, como proscritos, pero aun tuvieron suerte pues fueron inscritos en el Juzgado de Ansoain y hoy podemos rendirles  el honor que se merecen  pero no podemos olvidar que nuestro querido monte es tumba anónima de muchas personas que dieron el bien supremo de la persona que es la vida, por ser consecuentes con sus ideales. Cada mañana cuando paso por una de estas tumbas sin abrir, según los testimonios de los habitantes de Berriozar y localizada a escasos 200 metros de aquí, no dejo de pensar en ellos y en sus familias e ilusiones frustradas y rotas por la terrible represión que asoló nuestra tierra en el trienio negro de 1936-1939 y eso sin haber frente de guerra.
        Que nunca más y para nadie se vuelvan a repetir estos hechos.

         Por último quiero rendir, si la emoción me lo permite, un profundo homenaje a mi familia, que aunque tuvieron más suerte y ninguno fue asesinado, sí participaron  activamente con gran sufrimiento en lo vivido en estos años.
  
          Mi abuelo fue Miguel Echarte Errea, elegido Alcalde de la primera Junta de Oncena de Berriozar el 23 de Setiembre de 1920, bajo su mandato y gracias a su trabajo e ilusión se hicieron muchas cosas en el pueblo, destacando la construcción de la primera Escuela, inaugurada en 1921, ahora que tan fácil se proponen nombres para futuras calles, ahí tenéis uno. Era cantero y fue unos de los pioneros en la fundación de la UGT de Pamplona y falleció al hundirse la zanja que construía  en la calle Ciudadela de Pamplona. Una semana antes del accidente llevó a mi madre para que viese en qué condiciones trabajaba. Dejó viuda y seis hijos de corta edad.
            Uno de estos hijos fue Rafael Echarte Gracia que con grandes condiciones para el estudio se dio cuenta que su madre no podía costearle una carrera y tiró los libros por el puente abajo y comenzó a trabajar de carpintero; detenido la noche del 18 al 19 de julio de 1936 junto a Jacinto Ochoa y otros compañeros pertenecientes al Partido Socialista Unificado en el Bar Bilbao, permaneció en la prisión del Fuerte San Cristóbal hasta 1940, estando presente en la fuga del 22 de mayo de 1938, sin llegar a fugarse pues consideró, como muchos otros, que dicha fuga estaba condenada al fracaso. Durante todo este tiempo su madre Inés y sus hermanas Encarna, Leonor, Dora y Dioni, principalmente esta última, suben prácticamente todos los días para llevarle la comida, algunas veces con hasta un metro de nieve. Os podéis imaginar la angustia de estas mujeres el domingo de la fuga, ya que por la mañana habían estado en el Fuerte sin sospechar nada y al atardecer se encontraron con la presencia de los matarifes en el pueblo y alguna voz caritativa que gritaba “ Que los maten a todos”.
              Amnistiado, es nuevamente detenido al estar reunido en Villava con otros compañeros y condenado a la pena de muerte, conmutada por 30 años, rebajada posteriormente a 20 años y un día siendo esta rebajada mediante un indulto, permaneciendo en prisiones durante 15 años.
                Fue puesto en libertad en 1956, con 46 años adaptándose a la vida y sabiendo disfrutar de ella hasta su fallecimiento en 1986 cuando se comenzaba a preparar el monolito en recuerdo de la fuga, inaugurado en 1988. Según la opinión de algunos vecinos del pueblo, pues en mi casa delante mía, para no hacerme partícipe se su sufrimiento, prácticamente nunca se habló de estos temas, fue liberado de morir asesinado por la mediación del párroco D. José Mª  Solabre, así como de otro vecino, hermano de mi abuela, cuando le iban a dar pasaporte unos falangistas, dicho sacerdote pese a su leyenda, con mi familia se portó extraordinariamente.
                Como anécdota comentaré que Rafael fue presidente de la Agrupación de Viviendas  San Esteban para los vecinos del pueblo al final de los sesenta y le quisieron proponer para Alcalde, a lo que contestó que cómo iba a ser Alcalde si seguía mandando Franco que lo había condenado a muerte.
                 En 1990, una vez fallecido, siendo presidente Felipe González, se concedieron indemnizaciones para las personas que sufrieron prisión, que según Ley a mi tío le hubiesen correspondido 1.800.000 pesetas, pero como estaba soltero y pese a que mi tía Dioni escribió al propio presidente, no le concedieron, pues solamente era para esposas e hijos, cuando es claro que ellas sufrieron lo indecible durante aquellos años.
                   A mi madre Leonor le raparon el pelo junto a otras compañeras.
                   El otro hijo, Felipe, obligado a ir al Frente, murió una vez finalizada la guerra como consecuencia de las fiebres que contrajo en dicha contienda; el otro día me recordaba un vecino cómo se enfrentó a  Rafael Aizpun, ministro de Justicia, cuando dio un mitin en las escuelas de este pueblo.
                    Otro de los presos de San Cristobal, fue Marcelino Iriarte, casado con mi tía Dora y que una vez liberado del penal y estando en mi casa cortejando a su novia, vino a buscarle la Guardia Civil, escapando por la ventana de atrás y huyendo a Francia, a donde posteriormente se trasladó mi tía Dora para casarse, falleciendo sin regresar a , a la edad de 42 años.
                      Deciros, para finalizar este relato de la pequeña historia de una familia de Berriozar, que tanto mi abuela Inés como mi madre Leonor y mí tía  Dioni tienen sus tumbas detrás de nosotros, por lo que espero se sientan felices por este reconocimiento.


POR TODOS ELLOS QUIERO REALIZAR ESTE BRINDIS


martes, 30 de julio de 2019

SEMANA DE MEMORIA HISTÓRICA EN OIARTZUN


El 27 de julio de 1936 los franquistas, al mando del tristemente recordado Coronel Beorlegui, entraron en Oiartzun y se hicieron con el mando del pueblo. La represión alcanzó a centenares de oiartzuarras, mujeres y hombres, en forma de asesinatos, detenciones, incautaciones, multas… incluida la corporación municipal, cuyo alcalde, Feliciano Belderrain y siete concejales fueron detenidos y trasladados a San Cristóbal.  Dos de ellos, Leoncio Aranburu y Manuel Irigoien Mitxelena fueron además asesinados tras su falsa “puesta en libertad”. 
Las investigaciones del colectivo Kattin Txiki y las aportaciones de testimonios y documentos de sus familiares han posibilitado la recuperación  de la memoria de esta represión y el acto de homenaje realizado este 27 de julio en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, a cuya entrada se ha inaugurado una placa con los nombres de estos miembros de la corporación municipal. Olatz Retegi ha contextualizado aquellos hechos y la canción “Agur Euzkadi” en la voz de Alaitz Guridi ha dado paso a las intervenciones de familiares que han ido desgranando las vicisitudes por las que tuvieron que pasar y la vivencia familiar de esta represión a unas víctimas que 83 años más tarde reciben, al fin, un reconocimiento oficial en su propio municipio. El acto, con presencia del alcalde de Oiartzun, ha finalizado con el aurresku y la entrega de una estatuilla-recuerdo a las familias.
En este contexto, nuestra exposición “Lur azpitik lur azaleratuz/Que aflore lo enterrado” ha permanecido expuesta en el salón de plenos del Ayuntamiento de Oiartzun entre los días 18 y 28 de julio, en el marco de la semana de memoria celebrada en la localidad.
El domingo, 21 de julio, Koldo, como miembro de Txinparta, contextualizó la exposición sobre San Cristóbal como lugar de represión donde acabaron muchos oiartzuarras y el proceso de recuperación de la memoria desarrollado hasta la fecha.
El lunes, 22 de julio, Lourdes Herrasti y Aiako Harria Gaztelumendi disertaron sobre la “Represión durante la guerra y el franquismo, desde la perspectiva de género”.

Agradecemos a familiares y colectivos organizadores su invitación a estar presentes en estos actos, y damos un abrazo a todos ellos, especialmente a Miren Irigoien y Mª José Olaizola, ambas asociadas a Txinparta y familiares de los dos concejales asesinados, Leoncio y Manuel. Eskerrik asko.