ASOCIACIÓN TXINPARTA-FUERTE SAN CRISTÓBAL RED DE MEMORIA COLECTIVA

Somos un colectivo de personas implicadas en recuperar la memoria de las personas represaliadas en el Fuerte San Cristóbal: recuperar sus nombres, su historia colectiva y sus avatares individuales, sus muertes, sus enterramientos, su dispersión… y compartirlo con sus familias y con toda la sociedad. Este es el objetivo de la Asociación y este es el objetivo de este blog en el que esperamos tus visitas y tus aportaciones. Un saludo.

TXINPARTA-FUERTE SAN CRISTÓBAL ELKARTEA, MEMORIA KOLEKTIBOAREN SAREA

Gure taldearen helburua San Cristóbal Gotorlekuan errepresaliatuak izan zirenen memoria berreskuratzea da: beraien izenak, beraien historia kolektiboa zein bakoitzaren gorabeherak, beraien heriotzak eta lurperatzeak, dispertsioa… berreskuratu eta senitartekoekin zein gizartearekin partekatzea. Hauxe da elkarte honen helmuga eta baita blog honetakoa. Bertan eginiko bisitak eta ekarpenak eskertzen dizkizuegu.

viernes, 23 de septiembre de 2016

21 DE SEPTIEMBRE - DIA INTERNACIONAL DE LA PAZ






Con motivo del Día Internacional de la Paz, el Gobierno foral homenajeó al forense Paco Etxeberría y  reconoció la labor de las asociaciones memorialistas de Navarra.







“Una sociedad democrática, firmemente asentada sobre valores éticos, construye la paz y la convivencia desde la memoria y la justicia, desde una memoria democrática que recuerde lo ocurrido no para atenazar a la sociedad sino precisamente para hacerla más libre, recordando las injusticias cometidas y las vulneraciones de derechos humanos perpetradas, pero rescatando del pasado aquellos valores que permiten avanzar en la promoción de una cultura de paz”.
      
Estas palabras han sido pronunciadas en Tudela por la Presidenta de Navarra, Uxue Barkos, en el acto institucional de reconocimiento al antropólogo forense Francisco Etxeberria y a las asociaciones memorialistas de Navarra, con motivo del Día Internacional de la Paz, en cuyo marco también se ha organizado por parte del Departamento de Relaciones Ciudadanas e Institucionales un concierto que se ha celebrado en el Auditorio Fernando Remacha de la Ciudad de la Música. Han participado en el acto la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, la presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez, y el alcalde de Tudela, Eneko Larrarte.

En el acto celebrado el miércoles en el patio del edificio Castel Ruiz de Tudela, Barkos ha entregado a Francisco Etxeberria, un cilindro metálico similar al que se entrega a los familiares de los represaliados en los actos de homenaje que organiza el Gobierno de Navarra, así como diplomas a las asociaciones memorialistas.
La Presidenta Barkos ha destacado que han querido reconocer la labor desarrollada por Paco Etxeberria, médico forense, presidente de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, “que desde el desempeño profesional y desde una apuesta personal se ha implicado a la hora de dar respuesta al derecho a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas de la violencia ejercida tras el golpe militar de 1936”. “El trabajo de Paco Etxeberria y de la Sociedad de Ciencias Aranzadi en la exhumación de las víctimas del 36 –ha añadido Uxue Barkos- ha sido y es de una gran importancia en la búsqueda de una convivencia real y justa que solo se puede alcanzar desde el conocimiento de lo ocurrido y desde la reparación a las víctimas”.

Para la Presidenta del Gobierno de Navarra, “el día de hoy es también el momento de hacer nuestro reconocimiento a la labor desarrollada por las Asociaciones de Memoria Histórica que desde hace décadas, junto a las familias de las víctimas y a las entidades locales, han mantenido viva la llama de la memoria. Este acto tiene también la vocación de reconocer su tesón y su constancia en tiempos difíciles. Un trabajo sin el que la labor que ahora impulsa el Gobierno no sería posible”.          
Finalmente, la Presidenta ha agradecido y reconocido a las Asociaciones de Memoria Histórica de Navarra, a la Sociedad de Ciencias Aranzadi y a Paco Etxeberria “por su contribución a la paz desde le verdad, la justicia y la reparación a las víctimas”.
          
Intervenciones
El acto celebrado en el patio del edificio Castel Ruiz de Tudela se ha iniciado con el himno de Navarra y la intervención del alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, quien ha señalado que "es en el aprendizaje de nuestra historia, en la reflexión sobre las diferentes imposiciones, en el recuerdo y memoria de todas las víctimas, y en la justicia y reparación de éstas donde debería residir nuestra fortaleza. La fortaleza de una sociedad suficientemente madura y humana como para mirarse a los ojos y enfrentar su futuro compartido, sin ocultar su pasado.

La laudatio del homenajeado ha sido pronunciada por Francisco Ferrándiz Martín, antropólogo social e investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas, que ha definido a Etxeberria como "persona constructora de paz y convivencia" y del que ha destacado su "compromiso con la paz y la lucha contra la impunidad".
Paco Etxeberria, por su parte, ha indicado que recogía el galardón en representación de los investigadores de la Sociedad Aranzadi, y ha reivindicado la figura de José María Jimeno Jurío, de quien ha dicho que era el verdadero merecedor de la distinción que recibía, al tiempo que elogiaba el trabajo realizado por las asociaciones memorialistas.

El acto ha contado con diversas interpretaciones musicales a cargo del coro Rey Sancho de Tafalla, dirigido por Alfonso Huarte, antes y después de la entrega por parte de la Presidenta de las distinciones tanto a Etxeberria como a las representantes de las Asociaciones Memorialistas de Navarra Olga Alcega Madurga e Itziar Munárriz Salamanca. Tras las palabras de agradecimiento de los homenajeados, ha intervenido la Presidenta y el acto ha finalizado con una canción.

Intervención de Olga Alcega

Memorias del Fuerte de San Cristóbal, prisión para 47 zamoranos represaliados


  • Manuel Herrera
  • 21 Septiembre 2016
La exposición 'Que aflore lo enterrado' narra la historia de la cárcel navarra en la que vivieron "hacinadas" más de 5.000 personas encerradas por su ideología política.
 El Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales acogerá esta muestra desde el 23 de septiembre hasta el 14 de octubre.

El 22 de mayo de 1938, en plena Guerra Civil, 795 presos lograron escaparse del Fuerte de San Cristóbal, una de las cárceles controladas por el bando golpista en Pamplona. Según cuentan las crónicas, los prisioneros aprovecharon el momento de la cena para desarmar a los guardias, hacerse con el control de la situación y huir en dirección a la frontera francesa. Sólo tres consiguieron su objetivo. Más de 200 murieron en el intento y el resto fue devuelto a sus celdas.

Entre los hombres que trataron de huir hacia la libertad en aquella fuga, a menos de once meses del final de la contienda, se encontraban al menos tres zamoranos: Clemente del Teso, que procedía de Morales de Toro y que fue retenido, Patricio del Campo, de Villanueva del Campo, que corrió la misma suerte y que terminó muriendo en la cárcel a causa de una enfermedad, y Gregorio Mollón, de Fuentelapeña, que fue abatido en la intentona.

Su historia, la de los otros 44 zamoranos que también fueron encerrados en el Fuerte de San Cristóbal y la de los más de 5.000 presos que pasaron por sus celdas entre 1934 y 1945, tendrá un espacio desde el 23 de septiembre hasta el 14 de octubre en el Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales, el lugar en el que se ubicará la exposición 'Que aflore lo enterrado'. La muestra ha llegado a Zamora de la mano del Foro por la Memoria, cuyo responsable, Eduardo Martín, ha recalcado que la prisión pamplonesa fue uno de los epicentros de "la represión contra el movimiento obrero en el bienio negro (1934-1935) y uno de los centros más importantes del universo penitenciario franquista".

De este modo, en la exposición, que contará también con diversas charlas y proyecciones relacionadas con la represión, se podrán ver "las duras condiciones de vida" que padecían los presos en la cárcel, con "el frío y el hacinamiento" como principales elementos castigadores, así como la conversión de la instalación en un sanatorio o los hallazgos de personas asesinadas en el llamado "cementerio de las botellas". El nombre de esta particular fosa para los cadáveres viene dado por la práctica adquirida en el penitencial de enterrar a los muertos colocando un recipiente con la documentación del fallecido dentro, lo que ha facilitado su posterior identificación.
Además, el visitante podrá conocer "el origen, la dispersión y el traslado" de los presos durante la Guerra y la represión franquista y conocer casos como el de un matrimonio zamorano encarcelado, que terminó con un cónyuge en Girona y el otro en la prisión provincial. Ya el último día, el 14 de octubre, se celebrará un encuentro con familias de represaliados al que acudirán descendientes de personas asesinadas en esta época.
El horario de apertura será de 10.00 a 14.00 horas por la mañana y de 17.00 a 20.00 horas por la tarde. Los lunes, la exposición permanecerá cerrada.

jueves, 22 de septiembre de 2016

Exposición en Zamora



 Continúa el periplo por tierras castellanas de la exposición "Que aflore lo enterrado", sobre el Fuerte San Cristóbal,  sobre las condiciones de vida en aquella prisión por la que pasaron más de 6000 presos de todas las Autonomías, gran parte de ellos de Castilla e igualmente sobre otros muchos aspectos de la vida y la muerte en aquella prisión fortaleza.
Dicha exposición está instalada en Zamora, en el Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales donde permanecerá hasta el 14 de Octubre.

Adjuntamos detalles y programa de los distintos actos de esos días, que comienzan con una charla de Koldo Pla sobre el Cementerio de las Botellas del Fuerte San Cristóbal el día 23 a las 7 de la tarde.

Animamos a todos a visitar esa interesante exposición así como a participar en el resto de actos organizados, con el tema común de la Memoria Histórica.